Autogeneración eléctrica en hospitales ayuda a descongestionar la demanda energética a nivel país

Un corte de suministro eléctrico puede dejar en evidencia la calidad crítica de la energía eléctrica en medio de la pandemia de coronavirus COVID-19 que vive el país. El equipamiento especializado para el tratamiento de enfermedades necesita electricidad, por lo que la interrupción del suministro de energía podría tener consecuencias graves en la salud de los pacientes. Para descongestionar la matriz energética del país, los hospitales han comenzado a incorporar plantas de autogeneración de energía, liberando así esa cuota para otros consumos a nivel nacional.

“Los hospitales son uno de los centros públicos con mayor consumo de electricidad. De ahí la importancia de este tipo de proyectos, que junto con descongestionar la matriz energética, aportan energía limpia y sustentable a la comunidad.  En el caso de Rancagua, aportamos nuestro conocimiento y experiencia en el diseño y la construcción de esta planta fotovoltaica, en el principal centro asistencial de la región de O’Higgins”, explica Vicente Walker, gerente de operaciones

Ese es el caso del Hospital Regional de Rancagua, que desde diciembre de 2017 cuenta con una planta fotovoltaica de autoconsumo de 280 kWp de potencia -que permite al edificio generar su propia energía- instalada por la empresa suizo-alemana TRITEC-Intervento. Bajo el mismo escenario, estos aspectos relevantes son los que deben ser considerados en las obras actuales y proyectos futuros de los recintos hospitalarios de nuestro país, o por ejemplo el Centro de Diagnóstico Terapéutico, CDT, de La Serena.



#autogeneración #CDT_La_serena #hospitales #fotovoltaica #energíasolar #autoconsumo #energiasrenovables


fuente indirecta: https://www.revistaenergia.com/


0 vistas0 comentarios